El entorno 

La casa se encuentra al norte de la isla, en el Barranco del Laurel, el secreto mejor guardado de Gran Canaria. A sólo dos kilómetros de La Reserva Natural Protegida de los Tilos y dentro del Parque Rural de Doramas.

Descansando entre Moya y Fontanales, desde ella se puede disfrutar de ambas villas, con sus pintorescas casas y restaurantes.

La ubicación es ideal para el descanso, el relax y la práctica del senderismo. Proveemos también una web desde la cual podría contratar servicios como mountain bike, windsurf o surfing en la costa norte, a sólo veinte minutos de la casa o montañismo.


Paseando por los alrededores podrá disfrutar de espectaculares vistas y adquirir productos artesanales o frescos de la zona. La existencia de una rica flora y fauna endémicas a la isla hace del área un paraíso para botánicos, fotógrafos y amantes de la naturaleza y en especial de la flora autóctona.

Y por qué no, si se te apetece un poco de cultura haz una visita a la vibrante ciudad de Las Palmas.

Podrás disfrutar de la música en el Auditorio Alfredo Kraus (a sólo treinta minutos), del teatro o la ópera en el Teatro Cuyás y el Pérez Galdos o incluso del arte contemporáneo en espacios tales como el CAAM o el Centro de Arte La Regenta.

 

Por favor no duden en contactarnos antes de su llegada para enviarles la oferta cultural